El alargamiento del pene se puede conseguir mediante una serie de tratamientos y técnicas, que pueden ser utilizadas de manera independiente o combinadas para conseguir el desarrollo deseado de nuestro pene.

Algunos tratamientos son suministrados por vía oral, como cápsulas y pastillas, y basan su funcionamiento en aumentar el flujo de sangre en la zona genital, lo que provoca un agrandamiento general del miembro. Por lo general, estos tratamientos con cápsulas y pastillas, suelen combinarse con tratamientos con bombas de vacío o sistemas de tracción.

Las bombas de vacío actúan provocando el vacío y aumentando la presión sobre el pene, lo que automáticamente dispara la acumulación de sangre en el pene produciendo un aumento en largura y grosor inmediato, aunque para apreciar resultados perdurables, es necesaria la utilización de estas bombas de vacío de manera habitual y prolongada en el tiempo.

Los sistemas de tracción están bien estudiados y se consideran la alternativa mejor documentada para conseguir el aumento del pene sin necesidad de pasar por quirófano. Están basados en la capacidad de multiplicación celular del cuerpo humano al aplicar una fuerza de tracción, algo parecido a las modificaciones en sus cuerpos que hacen algunas tribus salvajes.

Uno de los productos que más éxito está teniendo para desarrollar el miembro, fácil y sencillo de usar y con resultados en pocas semanas, son las cremas de aplicación externa/tópica, como la crema Enlargo, de Aries Ram.

Además de estas alternativas, está la opción del quirófano. Se trata de una intervención relativamente sencilla, con resultados inmediatos, aunque deberemos utilizar durante algún tiempo después de la operación algún sistema de tracción que evite la retracción producida por la cicatrización.

Ver productos de alargamiento de pene »

Producto añadido a favoritos

Esta tienda utiliza cookies propias y de terceros con finalidad analítica y/o publicitaria. Consulte aquí nuestra política de cookies.